14 abr. 2012

La dimensión afectiva en el aprendizaje: dinámica de grupo, por Ana Dosal


Viernes 20 de abril, 14.30-16.00, en la sede del Instituto Cervantes de Roma en via di Villa Albani 16, Roma [mapa], 

El Instituto Cervantes de Roma, dentro de su programación de colaboración con editoriales de ELE, organiza en colaboración con la editorial Edinumen el taller

La dimensión afectiva en el aprendizaje: dinámica de grupo

a cargo de  Ana Dosal (Editorial Edinumen)

 Inscripción gratuita
Preinscripciones aquí
El taller:

Aspectos como la motivación y la participación activa del alumnado son elementos fundamentales de los procesos de aprendizaje y una importante preocupación para el profesor. ¿Cómo se puede conseguir una mayor implicación de los estudiantes? ¿Qué importancia tiene el profesor en este proceso? ¿Qué condiciones deben darse en un “buen” grupo? ¿Qué tipo de actividades pueden ayudar a crear un clima propicio de aprendizaje? En este taller intentaremos dar respuesta a estas preguntas centrándonos en la afectividad. Definiremos la importancia de integrar lo afectivo en la enseñanza a través de la dinámica de grupo y analizaremos diferentes actividades y dinámicas teniendo en cuenta dichos aspectos.

Palabras clave: afectividad - el profesor facilitador - dinámica de grupo - aprendizaje cooperativo- disponibilidad para comunicarse

Ana Dosal:

Formadora de profesores de español como lengua extranjera, obtuvo su licenciatura en Business languages en la Universidad de Napier en Edimburgo (Escocia). Su experiencia como aprendiente de inglés, francés, italiano y alemán la impulsó a dedicarse a la enseñanza de español para extranjeros. Posee el título de Máster europeo de profesores de español de la Universidad de Barcelona y el Máster oficial en Estudios Hispánicos de la Universidad de Cádiz. En su amplia experiencia como profesora de ELE ha impartido clases a estudiantes universitarios y adolescentes de diversa nacionalidad. De su labor como docente de ELE destacan su experiencia en países como Francia o Reino Unido, así como su desarrollo profesional como coordinadora académica en MundoLengua. A partir de entonces su trabajo como profesora de español ha estado vinculado también a las clases que ha impartido en diversas universidades españolas (Universidad de Cádiz, Universidad Pablo Olavide en Sevilla y en la Universidad Menéndez Pelayo con sede en Sevilla). Sus áreas de interés como formadora de profesores se centran especialmente en los aspectos relacionados con la capacitación del componente reflexivo en la enseñanza de segundas lenguas y, más concretamente, en la función que desempeña esta reflexión en el desarrollo de la competencia docente y, por ello, en el aprendizaje de una lengua extranjera.